¿Tienes riesgo de desarrollar preeclampsia?

¿Tienes riesgo de desarrollar preeclampsia?

En este artículo voy a explicarte que es la preeclampsia, los factores de riesgo y cómo calculamos el riesgo para desarrollar preeclampsia, los signos de alerta, qué problemas pueden producir en el embarazo y cómo podemos prevenirla.

La preeclampsia es el aumento de tensión arterial por encima de las 20 semanas de gestación y también se puede desarrollar tras el parto, que afecta a un 3-5% de las embarazadas.

Es una complicación grave que puede afectar a la madre y a su hijo, aunque la mayoría de las mujeres tendrán bebés sanos y se recuperarán completamente después del parto.

¿Que tensión arterial es normal durante el embarazo?


Se considera una tensión arterial normal si tienes menos de 140/90. Habrás comprobado que la toma de tensión arterial durante el embarazo es un examen rutinario.

Cuando se eleva es necesario realizar una vigilancia y controles para prevenir las complicaciones.

¿Cuáles son los factores de riesgo?


Haber sufrido preeclampsia en un embarazo previo.

Hipertensión crónica.

Diabetes Mellitus pregestacional (la diabetes que se tiene antes de estar embarazada).

Gestación múltiple o concebida mediante técnicas de reproducción asistida.

Enfermedad renal crónica y algunas enfermedades autoinmunes (síndrome antifosfolípidos, lupus eritematoso sistémico, trombofilias).

Obesidad (Índice de masa corporal mayor de 25).

-Edad mayor de 40 y menor de 18 años.

-Que se trate de la primera gestación (primípara) o que hayan transcurrido más de 10 años desde el último parto.

Historia familiar de preeclampsia.

Raza negra.

-Antecedente de retraso fetal intraútero (hijo previo muy pequeño), desprendimiento de placenta o muerte fetal en gestaciones anteriores.

En algunos centros te pueden calcular el riesgo de desarrollar preeclampsia en el embarazo mediante una calculadora.

¿Qué datos se introducen en la calculadora?

1. Datos epidemiológicos (si es el primer embarazo, enfermedades que pueden aumentar el riesgo como las comentadas anteriormente, peso, talla y edad).

2. La tensión arterial.

3. Datos analíticos realizados en el primer trimestre (PIGF (factor de crecimiento placentario) y/o PAPP-A (proteína A plasmática asociada al embarazo)).

4. Datos de la ecografía (longitud del feto).

¿Cuáles son los signos de alerta?


Tanto si eres hipertensa antes del embarazo, como si te han recomendado que te controles la tensión arterial, deberás prestar atención a los siguientes signos y síntomas:

Dolor de cabeza persistente y severo (por ejemplo, que no mejora con la ingesta de un comprimido de paracetamol)

– Dolor en la parte superior del abdomen.

– Alteraciones visuales (destellos o fotopsias, pérdida de visión o visión doble).

– Aumento brusco de peso o retención de líquidos (edemas).

– Náuseas y vómitos.

– Dolor en el útero o contracciones duraderas.

– Sangrado vaginal.

En las situaciones anteriores con la tensión elevada debes consultar a tu médico.

Problemas de la preeclampsia para la madre


El aumento de la tensión arterial produce una disminución de la cantidad de sangre que llega a algunos órganos, como el cerebro, hígado y riñón, que hace que no funcionen bien, produciendo los signos y síntomas que antes te he comentado.

También este flujo de sangre disminuye hacia la placenta.

Problemas de la preeclampsia para el bebé



Como consecuencia de que disminuye la cantidad de sangre que llega a la placenta, los aportes de nutrientes y oxígeno al bebé disminuyen, los cuales son necesarios para su correcto crecimiento, el cual se enlentece.

Si estas circunstancias se prolongan y/o intensifican pueden causar graves consecuencias, incluso la muerte del bebé.

¿Cómo podemos detectar la preeclampsia a tiempo?


Las medidas necesarias para valorar el riesgo de padecer preeclampsia se realizan mediante screening o cribados, que son una serie de pruebas que se van a realizar en el primer trimestre del embarazo.

Por tanto, se trata de valorar tu riesgo de preeclampsia en el 1º trimestre,  y si el riesgo es bajo podrás estar más tranquila, porque el riesgo de desarrollar preeclampsia será bajo durante el embarazo.

Como con casi todo, el control del primer trimestre es primordial para calcular los riesgos de tu embarazo. Te recomiendo leer el artículo ya publicado en el siguiente enlace:  las 10 pruebas para asegurarte un embarazo saludable.

Las pruebas que se utilizan para valorar el riesgo de preeclampsia son:

Historia clínica, es decir, realizar una serie de preguntar sobre tus antecedentes personales y familiares como por ejemplo tu edad, si has padecido en un embarazo anterior preeclampsia o tu madre ha padecido preeclampsia, si eres hipertensa, si tienes alguna enfermedad autoinmune, diabetes pregestacional, etc.

– Medición de la tensión arterial, peso y talla, además de tu edad.

– Realización de unas pruebas de laboratorio (se mide unas sustancias que produce la placenta como el PIGF (factor de crecimiento placentario) y PAPP-A (proteína A plasmática asociada al embarazo), que se solicitan junto con los análisis que te haces en el primer trimestre

– Realización de la ecografía de primer trimestre, midiendo la cantidad de sangre que le llega a tu bebé (mide la cantidad de sangre en las arterias uterinas (índice de pulsatilidad de las arterias uterinas), que a su vez llevan la sangre a la placenta y la longitud del feto (longitud caneocaudal: CRL). Esta medida de las arterias uterinas también se puede realizar en el segundo y tercer trimestre de tu embarazo.

Algunas de estas pruebas no están disponibles en algunos centros.

En el siguiente cuadro te resumo las pruebas diagnósticas que vamos a emplear en el cribado del 1º trimestre y para el seguimiento de las pacientes con riesgo de preeclampsia en el 2 y 3 º trimestre:

PRUEBAS1º TRIMESTRE2º TRIMESTRE3º TRIMESTRE
Medición de la tensión arterialsisisi
Ecografíasisisi
Detección de proteínas en orinasisisi
Detección de PIGF y/o PAPP-A en sangre maternasinono
Historia clínica sisisi
Detección de sFlt-1/PIGF en sangre maternanosisi

La determinación del ratio sFlt-1/PIGF, a partir de 24-26 semanas, que consiste en una analítica en sangre materna, nos va a permitir distinguir las pacientes que necesitan un tratamiento sin ingreso (ambulatorio) y aquellas que necesitan ingresar porque tienen más riesgo de complicaciones.

El equipo médico que te controla tu embarazo te explicará el protocolo que se utiliza para la prevención de la preeclampsia, y para el seguimiento, si te han dicho que la tienes, porque el objetivo es garantizar tu salud y la de tu hijo.

Si el riesgo de preeclampsia se eleva en el 2º y 3º trimestre se va a intensificar el seguimiento y te citarán más veces para realizar distintas pruebas para ti y para tu bebé.

Cuanto antes se diagnostique la preeclampsia en el embarazo mayor es el riesgo de complicaciones.

Te darán unas recomendaciones y consejos, y tendrás que estar atenta a los signos de alarma antes comentados, y en el caso de aparecer tendrás que acudir a tu centro de referencia para comprobar que tanto tú como tu bebé estáis bien.

La mayoría de las veces, se trata de una situación leve y se maneja de forma ambulatoria, es decir, sin quedarte ingresada, pero en algunos casos puede tener un curso más grave, que hace necesario el ingreso hospitalario y la finalización del tu embarazo.

¿Podemos prevenir la preeclampsia o curarla si me dicen que tengo riesgo en el primer trimestre? 


Muchos estudios científicos actualizados, han demostrado que en mujeres de más riesgo, la administración de ácido acetilsalicílico a dosis bajas y antes de la semana 16 de embarazo puede reducir la posibilidad de que se tenga una preeclampsia o disminuir la gravedad de la misma en un alto porcentaje (reduce el riesgo hasta un 60% y más aún de preeclampsia precoz).

¿ Tienes más riesgo de tener preeclampsia en el siguiente embarazo?


La respuesta es que si y más cuanto más precoz la tuviste en el embarazo, pero actualmente contamos con herramientas para valorar tu riesgo y ponerte tratamiento profiláctico, como antes hemos comentado con ácido acetilsalicílico y realizar un seguimiento más intenso, con el objetivo de disminuir bastante el riesgo de que padezcas preeclampsia y/o realizar un diagnóstico más precoz.

Si tienes alguna duda o quieres que te expliquemos más detalladamente alguna cuestión, contacta con nosotras (enlace para contactar) y también te invito a que dejes en el buzón de sugerencia (enlace) cualquier tema que quieras que ampliemos en relación a la preeclampsia u otros temas que te puedan interesar.

Dra. Rosario del Moral García

 

 

One Response to ¿Tienes riesgo de desarrollar preeclampsia?

  1. Pingback: Diabetes gestacional, diagnóstico y tratamiento, que consecuencias tiene para tu bebé y para tí | Gineline

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir en tu correo las últimas noticias y artículos sobre salud y mujer

 

The footer area here is fully widgetized, with widgets appearing in one, two, as well as three columns. Insert as many as you’d like, or none at all; it’s completely up to you.